De compras por Sri Lanka

Tiendas oficiales conocidas como Laksala

Sri Lanka pura artesanía

Sri Lanka ofrece una gran variedad de productos para disfrutar de las compras, sobre todo, objetos artesanales cuyo proceso de creación puede contemplarse en distintos puntos del país. El Estado cuenta con tiendas oficiales conocidas como Laksala, que garantizan de mejor manera los productos que se adquieran.
Los tejidos, confeccionados en telares manuales, son muy hermosos y de excelente calidad. Sus precios no resultan caros. Tanto en ropas como en bufandas, tapices, sarongs y telas por piezas se encuentra el Batik, antiguo arte cingalés de teñir utilizando para ello cera y en el que cada pieza es única. Además se puede adquirir ropa para el hogar, tapices y saris de distintas telas y diseños.
Resultan muy originales las muñecas hechas de papel y de tela vestidas con los trajes regionales del país. También las máscaras típicas son una buena opción; elaboradas con madera, las hay de muchos tipos, en colores muy vivos; constituyen un objeto muy preciado por los isleños en la vida cotidiana ya que con ellas realizan ritos para expulsar a los malos espíritus de los hogares.

Joyas

Especial mención merecen las joyas y las piedras preciosas. La isla posee un subsuelo generoso en este sentido que han sido referidos desde tiempos antiguos en diversas culturas. Usted podrá encontrar originales diseños en oro con incrustaciones de zafiros azules y amarillos, rubíes, amatistas, ojos de gato, granates y topacios, entre otras. Estas piedras pueden adquirirse también sueltas para engarzarlas a su gusto.

Sri_Lanka_clip_image005images

Tallas de Madera

Las tallas de madera son muy hermosas. Se pueden encontrar lacadas en rojo, negro, amarillo y verde. En ébano destacan las figuras de animales, sobre todo, la de elefantes. La madera de sándalo
se utiliza principalmente para cofres. Por otro lado, todas las maderas se utilizan para la fabricación artesanal de muebles, que pueden ser enviados al exterior. También se pueden encontrar muebles hechos en caña.

Son muy curiosos y originales los objetos realizados en concha de tortuga, los trabajos con plumas y púas de puercoespín, los tambores de madera y cuero y las tallas de animales en cuerno y hueso. Las esterillas, cepillos y felpudos de fibra de coco y las de cáñamo teñidas con brillantes colores resultan muy atractivas. Las reproducciones de libros realizados con hoja de palma son una curiosidad que seguramente le cautivará.
También vale la pena invertir en alguna de las cintas de música tradicional y religiosa que las tiendas especializadas venden, así como adquirir un álbum de fotos de niños de la isla, con sus rostros vivaces.

Colombo

Pese a que el turismo está en augmento en Sri Lanka, son muy pocos los viajeros que deciden visitar su capital, la frentética y caótica ciudad de Colombo. Ya sea porque el aeropuerto internacional está bastante lejos o porque directamente no tienen interés en acercarse a la capital, todos aquellos que no la llegan a conocer se pierden una experiencia única.
Esta ciudad que está creciendo y desarrollándose a un ritmo insospechado aún conserva zonas de legado colonial que resultan muy atractivas e interesantes. Éste es el caso de Fort, el barrio más histórico donde aún se pueden visitar edificios de los tiempos coloniales, como el Old Dutch Hospital, actualmente convertido en un moderno y coqueto centro comercial.
No obstante, una de las zonas más auténticas de la ciudad y que sin duda dejaran con la boca abierta a quienes la visiten es Pettah, el barrio que desde tiempos remotos es la zona comercial de la ciudad. Se trata de un entramado casi laberíntico de pequeñas calles y grandes avenidas que rebosan de actividad, color y olor. Se trata de un gigantesco mercado que abarca todo un barrio entero.

Cada calle se especializa en un producto (ya sea electrónica, bisutería, verduras o animales vivos) y en todas ellas, es fácil encontrar templos de muchas de las religiones que conviven en Sri Lanka: mezquitas, templos hindúes, alguna iglesia católica…
Pettah es una zona muy caótica y siempre repleta de gente por lo que para alguien puede llegar a resultar muy agobiante. No existe ningún orden que nuestra lógica occidental pueda comprender, así que más vale dejarse llevar por los ríos humanos y deambular sin más..

Translate »